jueves, 23 de abril de 2015

LA TÉCNICA DE LA TORTUGA

Ya he olvidado el número de veces que he contado el cuento de "Tortuguita", un cuento a partir del cual pongo en práctica una técnica cada vez más conocida, sobre todo en TDAH: La técnica de la Tortuga.

Mediante la técnica de la tortuga,de M. Schneider, intento enseñar al alumno/a y/o grupo de alumnos/as, a buscar la forma de conseguir controlar su cuerpo y el movimiento, que aprendan "un truco" para controlarse en esos momentos "que hacen cosas que no quieren y no pueden evitar hacerlas..."

Les cuento el  cuento de la tortuga "Tortuguita" (que forma parte de la técnica) en su aula ordinaria, y así, todos los alumnos/as aprenden la técnica, de forma que ayudará al alumno/a a practicarla, al observar que todos/as también lo hacen, y será sin duda, muy beneficiosa para tod@s l@s alumn@s.

De tantas veces que lo he contado, ya no lo cuento tal cual, sino que voy contándolo de manera que "el alumno/a" se identifique lo más posible con el personaje del cuento "Tortuguita", así que voy cambiando algo del cuento.
 

 Cuando llegamos a la parte del cuento donde la tortuga sabia le cuenta "el truco" (-la solución está en tu caparazón!) hacemos "como Tortuguita" (pegar brazos y piernas al cuerpo y bajar la cabeza apoyando la mandíbula sobre el pecho mientras decimos “tortuga”).



Entonces contamos hasta 10. Pasados esos segundos, los alumnos/as vivencian la tensión-relajación y se identifican con el personaje.
  
Una vez les he contado el cuento, pregunto a los alumnos/as (esperando a que "el alumno/a por quién entro al aula y cuento el cuento" participe) sí les ha gustado el cuento, y que si alguno/a se ha sentido alguna vez igual que Tortuguita. Y siempre alzan sus manitas muchos/as de ellos/as, entre risitas picaras, contando que se parecen a Tortuguita cuando....

También es usual, encontrarme con que "el alumno con TDA-h" muy convencido, que me contesta que él/ella no se parece en nada a Tortuguita ( y a mí se me debe poner entonces, cara de emoticono de ojos asombrados...) y que no le ha gustado el cuento. No le intento hacer ver que sí, ¡que claro que se parece!, porque no pretendo desde primera hora señalarlo, ni que se sienta "mal". Porque en el fondo, yo sé que está pensando que sí que se parece un poco a Tortuguita...

 A continuación,  les hago preguntas de comprensión oral sobre el cuento, que son las mismas que posteriormente realizarán en papel cuando su seño/maestro vea más oportuno y que les facilito una copia de ellas.





No recuerdo de que libro saqué el cuento, ni las imagenes y actividades. Recuerdo que lo encontré en mi cole de Ecija, cuando me preparaba las oposiciones y mi Plan de Apoyo iba dirigido a un alumno con TDAH, ya que siempre me ha atraido este trastorno y me encanta poner en práctica multitud de técnicas comporatmentales, de relajación y emocionales.

(Si alguién reconoce de dónde proceden ruego me lo haga saber)

Después les entrego el dibujo de tortuguita metida en su caparazón o de un/a niño/a haciendo la tortuguita.

La deben colorear y pegarla en la esquina de su mesa para recordar cuando sea necesario que pueden hacerla.










 Si deseas o necesitas este material déjame un comentario con tu mail y te lo enviaré lo más pronto pueda.





1 comentarios:

Sandra Romero Vasco dijo...

'Buenos días! gracias por compartir esta técnica, me parece muy enriquecedora para todos y me encantaría ponerla en práctica.
Te dejo mi correo por si tienes un huequillo para compartir conmigo el material.
sandraromero_15@hotmail.com
''Muchas gracias!!

Si te ha gustado...COMPARTE! :

Blog Widget by LinkWithin
 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.